Tras el Bitcoin y el Oro, ¿Qué burbuja será la siguiente en explotar?

 

burbuja precio oroEn su último artículo, el analista Carlos Montero se pregunta cual será la siguiente burbuja en explotar. Los precios del oro se desplomaron en la sesión de ayer, extendiendo las caídas del 5% del pasado viernes. Para ver hasta qué punto fue importante el descenso del metal dorado, el popular gurú de mercados Dennis Gartman, dijo en la CNBC que, aunque el Oro lleva cotizando durante casi cuatro décadas, nunca… nunca… nunca… había visto algo como lo vivido en las dos últimas sesiones de negociación. ¿Es este el principio de una tendencia bajista o solo pánico puntual que “limpiará” el mercado?

A continuación Moneycontrol nos deja 6 razones que motivan el desplome del Oro de los últimos días:

1. La razón principal de la debilidad del oro es la subida del dólar. Una contracción inesperada en las ventas minoristas en Estados Unidos, afectó a las acciones el viernes y apoyó al dólar el viernes, añadiendo más presión a la tendencia que ya se venía cocinando durante toda la semana.

2. El billete verde ha subido ante la esperanza de que la economía de EE.UU. esté saliendo de la crisis, lo que podría empujar a la Reserva Federal a retirar el paquete de estímulo antes de lo esperado. Analistas dicen que la Fed ha dado la señal de que hay una posibilidad de reducir la QE y eso lideró las ventas de oro.

3. La consistente caída en los precios del oro provocó ventas especulativas de los inversores más agresivos, ya que están anticipando caídas adicionales después de que el metal precioso tocara un mínimo de 2 años ante las expectativas de que la demanda para el activo se contraerá cuando la economía mundial mejore.

4. Hubo varias informaciones que señalaban que Chipre tiene previsto vender parte de sus reservas de oro. Una evaluación de la Comisión Europea mostró que había preparativos para vender las reservas de oro para recaudar unos 400 millones de euros. Mientras que la venta de oro de Chipre en sí es pequeña, los países más endeudados de la zona euro, como Italia y Portugal también podrían encontrarse bajo una creciente presión para vender sus reservas de lingotes.

5. El retorno de la confianza en la economía de los EE.UU. ha provocado que los inversores roten su dinero desde activos “seguros” como el oro a activos con mayor riesgo como las acciones. Los mercados de valores de Estados Unidos están negociándose actualmente en los niveles altos de todos los tiempos. Los inversores llevan desprendiéndose del oro durante las últimas tres semanas, y acudiendo a los mercados de valores para obtener mejores rendimientos.

 
Además >>  A la espera del siguiente momento Oh!!

6. El optimismo se ha reducido sensiblemente tras los recientes recortes de estimaciones de varias casas de análisis. Goldman Sachs bajó su promedio de oro precio previsto para el 2013 a US $1.545 la onza. Las tenencias del SPDR Gold Shares, el mayor ETF de oro en el mundo, han caído un 10 por ciento desde sus niveles máximos.

Pero no todos los analistas se muestran negativos con el oro. Los estrategas de Commerzbank emitieron una note ayer por la mañana señalando que el selloff del viernes vio cambiar de manos más oro que la demanda anual de China o la India, los dos mayores consumidores del metal en el mundo. El banco alemán se aferra a su tesis alcista diciendo que “el descenso es exagerado”. Dada la política monetaria ultraflexible de muchos bancos centrales, no encontramos ninguna justificación para el desplome en términos fundamentales, dice Commerzbank.

Y tras el desplome del Bitcoin y el oro y la plata, ya hay muchos que se preguntan quién será la próxima burbuja en explotar.

Es difícil saberlo, ya que la liquidez en todo el mundo continúa creciendo, especialmente después de la puesta en marcha del ambicioso plan de Japón para reactivar su economía.

Sin embargo, Panos Mourdoukoutas, en un artículo en Forbes, dice que los inversores deben mantener un ojo en las acciones estadounidenses de alto dividendo que han atraído a gran cantidad de inversionistas institucionales y particulares. Una decepción en los beneficios podría desencadenar una salida masiva en todos los ámbitos, estallando la burbuja de dividendos, como fue el caso de las compañías navieras hace unos años. Las acciones de Frontline, por ejemplo, se desplomaron desde 70$ a 2,05$, una vez que la compañía ya no pudo producir los suficientes beneficios para apoyar su fuerte dividendo.

 

Tras el Bitcoin y el Oro, ¿Qué burbuja será la siguiente en explotar?
Tagged on:                             
  • Guillermo Ortega Sánchez

    los que tenemos dinero, ya no sabemos en que invertir.

  • Lla verdad es que sí… ya quisiéramos más de uno no saber donde invertir…