“Vale, ya sé que la situación está mal, ¿pero qué puedo hacer con mi dinero?”

 

Los inversores están algo perdidos. En los mercados se contraponen dos fuerzas importantes que se contrarrestan. Por un lado tenemos la enorme liquidez que hay en el sistema, que está deseando que mejore el panorama general para entrar en activos de riesgo, y por otro existe una elevada incertidumbre sobre la recuperación económica a nivel global. El equilibrio de estas fuerzas condicionará la evolución de los mercados financieros. Hasta ahora ha ganado la incertidumbre, pero cada vez toma más fuerza la recuperación económica. Los últimos indicadores adelantados en diversas partes del globo sugieren que la recuperación se está afianzando, y que probablemente se acelerará en los próximos meses.

¿Por qué les cuento todo esto? Simple. Creo que ha llegado el momento de empezar a dar más prioridad a los artículos de análisis de mercado, que a los análisis de situación macroeconómica, o geopolítica. Al fin y al cabo, esta es una web de bolsa, y muchos de los lectores son inversores que ya están cansados de leer día tras día lo difícil que está la situación en España, lo mal que se le presenta el futuro a Grecia, o las intrigas de la clase política europea.

“Vale, ya sé que la situación está mal, ¿pero qué puedo hacer con mi dinero?”, me comentaba un veterano inversor la semana pasada.

Con esto no digo que no sigamos analizando el escenario político o económico, o que de vez en cuando publicamos las peculiaridades de los mercados, sino que creo que ha llegado la hora de empezar a ver qué están haciendo los grandes gestores del mundo, y analizar su operativa.

Y uno de esos grandes gestores mundiales es Credit Agricole, de cuyo equipo de análisis y gestión solo puedo hablar bondades, al menos del que yo conocía. Las caras en el mundo financiero cada vez son más jóvenes y cambian con mayor rapidez.

Bien, pues Credit Agricole recientemente publico un interesante análisis en el que demostraba la fuerte correlación que existe entre el índice de renta variable japonés Nikkei y el dólar USA/Yen. Credit Agricole, que considera que esta correlación se puede extender al Nikkei y a los tipos de interés en EE.UU., cree que está llegando la hora de posicionándose en la renta variable japonesa. “Compren Japón”, es lo que están diciendo a sus mejores clientes, y es lo que les digo, “compren Japón”.

 
Además >>  2 escenarios decepcionantes: ralentización y deflación

Los argumentos que Credit Agricole da para sustentar esta recomendación son los siguientes.

– El dólar yen está realizando un suelo, que aunque lleva formándose ya durante mucho tiempo, ahora se está confirmando. Recuerden que como decíamos al principio, y como mostramos en el gráfico adjunto, existe una correlación directa entre el dólar yen y la bolsa japonesa. Si sube el dólar yen, subirá las acciones de Japón.
– Los tipos de interés en EE.UU. están tocando suelo. Esto es evidente, de hecho cada vez son más los miembros de la FED que sugieren que se debería adelantar la primera subida de tipos.
– La recuperación económica a nivel mundial se está afianzando. Medidas de relajación monetaria en los países emergentes, así como un dólar más estable, están mejorando las expectativas de crecimiento global. En este escenario los mercados de valores más beneficiados serán aquellos que más han sido penalizados, entre los que se encuentra Japón.
– El mercado de valores europeo y el japonés están entre los más baratos del mundo.

Credit Agricole señala que se necesita un catalizador para que el mercado de acciones de Japón vuelva a centrar el interés inversor, y este catalizador será los tipos de cambio. El fin del proceso de relajación monetaria en EE.UU. implicará una divisa estadounidense más estable, lo que supondrá la vuelta alcista del par dólar/yen. Credit Agricole sospecha que eso es lo que estamos viendo ahora mismo, y por lo que aconseja la compra del mercado japonés.

Los analistas de Pragmatic Capitalism son de la misma opinión, y señalan en el siguiente gráfico la potencial vuelta alcista tanto del par dólar yen, como del Nikkei.

“Vale, ya sé que la situación está mal, ¿pero qué puedo hacer con mi dinero?”
Tagged on: