“¿Ves ese puente de allí?”

 

Las esperanzas de un final feliz a la crisis de la eurozona están aumentando después de aprobarse el segundo plan de rescate griego, pero los que temen a una desintegración del euro con el tiempo todavía pueden encontrar útiles algunos pasos sencillos sobre cómo detectar un euro griego – frente a un alemán.

Algunos euros podría ser más aceptados que otros, si la crisis da un giro para peor, dependiendo de qué país lo haya emitido, según señala Ian Cowie en un artículo en The Telegraph.

Todos los billetes son únicos, tienen un número de serie de once dígitos del número de serie ubicado en la parte posterior en la parte superior derecha e inferior izquierda de todas las denominaciones.

La letra indica qué país emitió el billete. Desde hace un par de años, algunos alemanes han insistido en aferrarse a euros emitidos en su propio país y deshacerse de los emitidos por los países del sur. Ellos saben gracias a acontecimiento  no muy lejanos, que es lo que se siente cuando los billetes que posees se quedan sin valor.

Todos los euros están respaldados por el Banco Central Europeo, pero los números de serie con el prefijo X podrían considerarse como los más seguros, ya que son emitidos por Alemania. N es también un buen prefijo, porque los billetes provienen de Austria. Prefijos como P, L, U y Z también puede verse favorecidos debido a que la moneda es emitida por las autoridades de Holanda, Finlandia, Francia y Bélgica.

Si usted comparte los temores generalizados de que el euro no puede durar en su forma actual, es posible que desee evitar billetes con prefijos F, G, M, S, T o Y. Estos son emitidos por Malta, Chipre, Portugal, Italia, Irlanda y Grecia (la letra de emisión correspondiente a España es la V).

Los críticos de la moneda única siempre han señalado la debilidad fundamental ante la falta de un único organismo recaudador de impuestos o que garantice que cada euro vale más que el papel en el que está escrito.

 

“Ni que decir tiene, que los portavoces de la Unión Europea menospreciaron tales comentarios y los calificaron de alarmantes cuando les llamé acerca de esto en el pasado y sin duda que lo harán ahora”, añade Cowie. Algunos críticos del euro comentan que nunca se ha podido confiar en los billetes del euro que, además de carecer de una garantía soberana, no se ilustran con los héroes nacionales, sino con una serie de puentes imaginarios a ninguna parte.

Además >>  Metrovacesa acuerda la refinanciación de sus 5.725 millones de deuda

Ian Cowie recuerda en un artículo en el Telegraph una historia contada por Max King, gestor de activos de Investec, que ilustra un problema fundamental con la zona euro en general y de Grecia en particular. Advertimos que el ejemplo podría herir algunas susceptibilidades en nuestro país, aunque Cowie ya advierte que “los mojigatos lo pueden considerar de mal gusto, pero demuestra que no se tiene que ser solemne para dar un punto de vista serio”. Bueno, allá va:

Hace algunos años, en un pequeño pueblo rural en España hermanado con una ciudad similar griega.

El alcalde de la ciudad griega visitó el pueblo español. Cuando vio la mansión palaciega que pertenecía al alcalde español se preguntaba cómo podía permitirse una casa de ese porte. El español dijo: “¿Ves ese puente de allí? La UE nos ha dado una subvención para construir un puente de cuatro carriles, pero mediante la construcción de un puente de un solo carril con semáforos en ambos extremos, he podido construir esta casa”.

Al año siguiente, el español visitó la ciudad griega. Él estaba simplemente asombrado por la casa del alcalde griego, grifos de oro, suelos de mármol, era maravillosa. Cuando le preguntó cómo podía permitírselo, el griego respondió: “¿Ves ese puente de allí?”

El español respondió: “No”

Carlos Montero
“¿Ves ese puente de allí?”
Tagged on:                         

Comments are closed.