‘W’ no, ‘L’ con ondulaciones

 

Lo apuntamos el Viernes, sigamos un poco más. Desde hace cuatro días se está hablando de ‘recaída’ debido a una acumulación de elementos ‘nuevos’ que se están produciendo en el escenario mundial ‘desde hace unas semanas’. Bien, pienso que lo que está sucediendo ni es nuevo, ni insinúa una recaída, ni está aconteciendo desde hace unas semanas.

Lo que está aconteciendo desde hace unas semanas, desde que se puso de manifiesto que en USA se iba a llegar a un acuerdo absurdo, no es más que la constatación de que nos hallamos inmersos en una crisis sistémica y que lo que ahora sucede es uno de sus actos; es decir, pienso que no es que en el 2009 se produjese una ‘recesión’, se saliese de ella, y ahora se corra el peligro de entrar en otra, sino que la crisis cuya precrisis se manifestó en Septiembre del 2007 con el ‘problema’ de las subprime, ahora, tras estar dando vueltas con Planes E, ayudas, barras libres de liquidez y similares, ya no puede escamotearse más.

Está llegando el momento de asumir el cáncer, de asumirlo y de aplicar remedios verdaderamente nuevos, no adaptaciones de otros remedios que se sabe que no han funcionado: exceso de capacidad productiva, capacidad de endeudamiento agotada, volumen de deuda impagable, activos depreciados contabilizados a un valor muy superior al real, productos financieros cuyo valor ha sido función de la necesidad pasada, procesos productivos desperdiciadores de recursos, exceso demográfico. Todo eso no se resuelve con un Plan E ni con un poco de liquidez inyectada por un banco central. A nivel grande, pero también pequeño.

Un ejemplo lo tenemos aquí: el municipio de Moratalla, Murcia. El País del 05.08.2011, en su Pág. 12 publica una radiografía de su situación económica que, descarnadamente, pone de manifiesto lo que antes decíamos; resumo aún más: 8.500 habitantes, 28 millones de euros de deuda, saldos negativos en entidades financieras de 251.000 euros. La situación económica que ha alcanzado ese ayuntamiento es ilógica, y su deuda, pienso, impagable. ¿Cuántos Moratallas hay en España, en Europa, en el planeta?. ¿Cuánto tiempo llevan gestándose?. ¿Qué implicaciones tiene entrar en esos problemas?.

¿Una ‘W’?, evidentemente pienso que no, una ‘L’ con subes y bajas ocasionadas por ecos de cosas que con muy poco fundamento; de ruido, como dicen en tecnología de la comunicación.

¿Recaída?. Italia está donde siempre ha estado: existen dos Italias: hasta Emilia Romana y desde ahí para abajo, ya lo hemos dicho enemil veces. Lo único que está sucediendo ahora es que eso se está poniendo sobre la mesa. Italia tiene una deuda pública del 120% de su PIB, y una deuda total de más del 320%: ahí está el problema de Italia, como el de todos: en la deuda total, y en la diferencia galáctica existente entre las dos Italias, claro.

Además >>  Preguntas

Ahora el BCE va a comprar deuda española e italiana: un rescate 2.0: se monitoriza la economía, se compra su deuda a fin de que quienes ya la tienen no empeoren su valoración, y se ganan unas semanas; pero, ¿va a poder comprar el BCE toda la deuda que puede ser vendida?: ‘¡La mía!, ¡cómpreme la mía!, para luego decir: ‘Si me compra la mía estoy dispuesto a vendérsela por menos!’, y ya tenemos ahí la quita. ‘Quita, ¿qué quita?’ preguntarán Gobiernos y ciertos expertos: ‘reestructuración dulce y voluntaria’, ¿recuerdan?.

 

Recortes, recortes, recortes. El pasado viernes me preguntaron: ‘¿Para que los paguen los de siempre, los de abajo?’. Uds. mismas/os: en USA ese ¿acuerdo? para elevar el límite de endeudamiento no ha admitido subirles el impuesto sobre ingresos a las rentas que equivalgan o superen cinco veces el PIB medio de USA, ¡cinco veces!; ¿hay alguna duda de dónde van a gravitar esos recortes?.

Y aquí se está pidiendo el adelanto al adelanto de las elecciones. ¿Tantas ganas tienen de gobernar quienes van a ganar o es que habrá que hacer tal carnicería que mejor que estén otros cuando haya que hacerla?.

Se está hablando de recaída cuando es la continuación de lo ya sabido: no se puede pagar lo que se debe, ni se puede consumir lo que se puede producir, ni se pueden emplear todos los recursos humanos de que se dispone, ni es infinita la oferta de commodities, ni, por ello, las recaudaciones fiscales alcanzan para las necesidades existentes; el problema es que estábamos creciendo así. Eso tiene un nombre muy feo, y no, no es ‘recesión’. ¿Crecer de otra manera?, claro, pero entonces mucha menos gente podrá irse vacaciones a las Maldivas, y hasta que eso no se asuma: aquí y en las Maldivas.

Por cierto, ¿se han dado cuenta de que aquí los Gobiernos ya no hacen proclamas incitando a la ciudadanía a consumir diciendo que su consumo es bueno para la economía?. ¿Por qué será?. España crece muy poco (pero aún crece) porque exporta cada vez menos e importa menos aún, pero la capacidad productiva española no puede vivir sólo de exportar (mientras dure), luego España tiene un problema más: ¿qué hacer con esa capacidad productiva hoy excedentaria?. Exportaciones: la inversión está cayendo en el reino, vuelvo a apuntarlo: miren qué cosas exporta España. Y el déficit ahí sigue: no se crece. Más por cierto: ¿va a revertir eso otro Gobierno de otro color?.

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.

lacartadelabolsa.com

‘W’ no, ‘L’ con ondulaciones
Tagged on: